Este artículo fue publicado originalmente en Viralogía Blog

Los economistas modernos han restado importancia a un error.  Según ellos nuestro paradigma social y económico es la racionalidad y el interés propio. Pero el interés propio no describe por completo la motivación humana y social, así como tampoco la tan estimada racionalidad económica. Son solo un modelo que funciona en papel y que es elegante por simple.

Como proponer entonces la función del altruismo, de la colaboración y del interés del grupo?  El hacerlo se ha convertido en una clave para sistemas altamente efectivos. Las redes sociales en línea ayudan a comprender como operan estos sistemas de inteligencia colectiva y de colaboración.

Y que es inteligencia colectiva?  Como ejemplo nos servirán las luciérnagas.  Se ha observado que grupos de luciérnagas exhiben un comportamiento extraño: logran encenderse y apagarse al unísono creando una ilusión de trabajo coordinado, de resonancia o de inteligencia primordial. Pero este fenómeno no es lo común, depende de factores ambientales y otros aun por investigarse. Lo que es claro es que la capacidad de los insectos de emitir información en señales sencillas (encendido, apagado), combinadas con rastros de sustancias químicas, hacen que un enjambre pueda exhibir una forma de inteligencia colectiva.  Este fenómeno es uno de los puntos que explora Strogatz en su interesante libro Sync : The emerging Science of Spontaneous Order: un estudio sobre la capacidad de elementos simples en multitud para coordinarse con mínimo esfuerzo para presentar comportamiento inteligente. Se presenta en las hormigas, robots de programación sencilla y redes de telecomunicaciones. Y es un comportamiento que aplica a grupos humanos, en especial dentro de las redes sociales en línea como Wikipedia.

Que es colaboración en este mismo contexto? El Biólogo Francisco Varela llama a la colaboración “autopoiesis”, que significa la capacidad de un grupo de organismos de auto-producirse (leer: Autopoiesis and Cognition, The Realization of the Living).  El organismo es el resultado complejo de una coordinación a nivel celular de muchos individuos que crean un todo independiente e “inteligente“.  Existen comunidades de organismos en la naturaleza que tiene la capacidad para unirse y coordinarse en una meta común dependiendo del ambiente, y de separarse y seguir su camino en otras condiciones: el caso del “slime mold” o moho mucilaginoso (ver http://es.wikipedia.org/wiki/Myxomycota).  Las  células de nuestro cuerpo son mas constantes que el moho mucilaginosos y mantienen su filiación de grupo por mucho tiempo, aunque no todas.  Pero la colaboración temporal sucede con “meta-organismos” sociales formados por humanos.  De forma mas rápida y clara en las redes sociales en línea, donde los lazos son menos fueres, los números mas grandes y el esquema de comunicación “comprimido“.  Hay que observar aquí el caso Twitter con su esquema de hashtags (#).  En biología se estudian los efectos de la evolución en organismos con una corta existencia, en donde es posible observar varias generaciones en un corto tiempo. De forma similar el comportamiento de inteligencia colectiva con grupos humanos se hace aparente y se puede estudiar con las dinámicas y cambiantes redes sociales en línea.

En fin, el comportamiento de enjambres que exhiben inteligencia colectiva y un sentido de objetivo grupal parecen eliminar a la razón como elemento determinante.  Pero aplica esto en grupos de seres humanos?  Grupos que siempre hemos pensado requieren los esquemas de gobierno, comando, control y/o mercados conseguir un objetivo común? Y si fuera el caso, para efectos de una organización humana, es más costoso el modelo de enjambre?  Estos temas son abordados en una entrevista a Yochai Benkler en The Edge con el titulo The End of Universal Rationality. (http://www.edge.org/3rd_culture/benkler09/benkler09_index.html)

Benkler ha estudiado las redes sociales bajo el punto de vista de las motivaciones que mueven a sus integrantes a crear valor, y sus esquemas de colaboración que se dan de forma espontánea. (ver Yochai Benkler, The Wealth of Networks) Se han construido modelos para organizaciones jerárquicas que regulan el flujo de información e instrucciones, y las compensaciones monetarias a los integrantes.  Las motivaciones de estos grupos guardan el paradigma que propone la obediencia y el interés propio como únicos elementos aglutinantes.  Pero también estos sistemas asumen un tipo de racionalidad de cada agente como causa primordial.

En los modelos de inteligencia colectiva el interés propio toma un lugar secundario frente al interés por el grupo.  Los incentivos serán menos monetarios y mas de cooperación.  El esfuerzo que cada individuo dedique estará determinado por el mismo basado en su experiencia y tiempo disponible, y ya no en ordenes emanadas de una jerarquía rígida.  El trabajo será flexible pero altamente eficiente, pues cada elemento contribuye lo que sus capacidades le permiten, lo que le llevara a maximizar su impacto y minimizar el tiempo dedicado.  Tenemos un efecto de inteligencia colectiva que emerge de señales simples (luciérnagas de Strogatz)  El resultadosorprendente es que estas organizaciones sin comando central logran ser altamente efectivas, y compiten y derrotan a sus contrapartes jerárquicas en actividades como el desarrollo de software, la creación de enciclopedias, el video en línea y la innovación.

Los modelos para describir los sistemas de colaboración se desarrollaran en la próxima década.  Las organizaciones deberán adaptarse para apalancar este nuevo paradigma.  Pero, que es lo que hacemos hoy día?  Se le prohíbe a los empleados usar redes sociales, es mas, evitamos desarrollar redes sociales internas.  Nos resistimos a los embates de los sistemas de colaboración en línea, porque son anárquicos, subvierten la línea de mando, eliminan el control y las motivaciones tradicionales para el trabajo. El problema es que el cambio es social e inevitable: es uno de los caminos por el que nos lleva la tecnología disponible ya hoy.  Y es mejor adaptarse.  De que forma?  Abriendo la puerta a las redes sociales, confiando en el criterio de nuestros empleados, apalancando en donde se pueda este ambiente de colaboración que conecta ya no solo a los “amigos”, sino a clientes con clientes, a empresas con clientes y proveedores, ya a empresas con empresas.  Las jerarquías no serán eliminadas de las corporaciones, pero perderán supremacía en el trabajo diario, en la conversación con el mercado y en la innovación.

0 Responses to “Sobre Jerarquías”



  1. Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s




Twits

ClustrMap

linked pages

Blog Stats

  • 4,704 hits

Categories


%d bloggers like this: